Columna semanal de Manuel Alcántara, La esquina desnuda, en Salamanca rtv al dia.

Con demasiada frecuencia las noticias, los debates, las tertulias o los artículos de mayor o menor calado, así como los análisis de índole más académica, giran en torno a los aspectos negativos del funcionamiento de las instituciones, a las disfunciones sociales que generan la actual situación de malestar. Hay una propensión lógica a airear el conflicto, la injusticia, la grosera desigualdad, el abuso. La literatura de la crisis se enseñorea de la plaza pública y casi no hay espacio para otras visiones, para otros temas abordados con tino diferente. Se diría que hablar de lo que va bien no toca, que alejarse de lo lacerante es olvidar el compromiso sempiterno de la denuncia. Sin embargo, volver a una pedagogía que ensalce lo que funciona correctamente, explicativa de las razones del éxito relativo, es un imperativo de honestidad intelectual.”

“La autoestima republicana”